tiroides

Las cuerdas vocales necesitan moverse para producir la voz. La parálisis ocurre cuando el movimiento está ausente en una o ambas cuerdas.

Tipos de parálisis de cuerda vocal

Existen dos tipos de parálisis de cuerda vocal:

  • Parálisis bilateral: Sucede cuando ambas cuerdas quedan fijas en posición media, más cerradas que abiertas y no pueden moverse por sí solas, en ninguna de las direcciones.
  • Parálisis unilateral: Se da cuando una de las dos cuerdas queda paralizada, esta no se mueve para vibrar con la otra cuerda, sino que vibra  de manera anormal o no vibra.

Síntomas

  • Voz ronca y entrecortada.
  • Incapacidad de hablar en voz alta.
  • Variaciones limitadas en el tono y volumen.
  • Al hablar la voz dura muy poco tiempo.
  • Toser al comer.
  • Puede desarrollar pulmonía a la aspiración de comidas y líquidos en los pulmones.

Diagnóstico

El diagnóstico lo realiza el otorrinolaringólogo mediante el examen de las cuerdas vocales a través de la laringoscopia que es un examen visual de la laringe, que contiene las cuerdas vocales. Para ello utiliza un endoscopio ya sea flexible o rígido que se inserta a través de la boca o la nariz.

Causas

Las causas conocidas son  las siguientes:

  • Lesión de las cuerdas vocales durante una cirugía. Una cirugía realizada en el cuello o cerca de este. Las cirugías que pueden hacer daño incluyen las que se hacen sobre la glándula tiroides o paratiroides, el esófago, el cuello y el pecho.
  • Lesión en el cuello o el tórax. Los traumatismos en el cuello o el tórax pueden lesionar los nervios laríngeos.
  • Accidente cerebrovascular. Un accidente cerebrovascular  puede dañar la parte del cerebro que envía señales a la laringe.
  • Tumores. Los tumores, cancerosos y no cancerosos, pueden crecer dentro o alrededor de los músculos, cartílagos o nervios que controlan la función de la laringe y ocasionar parálisis de las cuerdas vocales.
  • Infecciones. Algunas infecciones  pueden causar inflamación y dañar de forma directa los nervios de la laringe.
  • Trastornos neurológicos. Si tienes ciertos trastornos neurológicos, como esclerosis múltiple o enfermedad de Parkinson, es posible que tengas parálisis de las cuerdas vocales.

Tratamiento

El tratamiento de la parálisis de las cuerdas vocales depende de la causa, la gravedad  y el tiempo transcurrido desde la aparición de los síntomas.

El tratamiento puede incluir terapia de la voz, inyecciones de masa, cirugía o una combinación de tratamientos.

En algunos casos, pueden mejorar sin cirugía. Es por este motivo que el médico quizás la retrase  durante un año, derivando al paciente al logopeda para realizar terapia vocal.

 

Terapia vocal

Nuestros objetivos son lograr las compensaciones necesarias  para lograr mejor cierre glótico, minimizar el esfuerzo y lograr la mejor voz posible.

Se realizan ejercicios de fuerza y de empuje para favorecer la función esfinteriana de la laringe, se trabajan las consonantes explosivas y vocales agudas.

Técnicas sugeridas

  • Métodos de modulación de frecuencia e intensidad.
  • Técnicas de empuje.
  • Cambios de postura de cabeza: para favorecer así la compensación de la hemilaringe contralateral.

 

 

 

Elena Anero
Autor

Elena Anero

Logopeda especializada en Terapia orofacial y miofuncional.

Dejar un comentario

Your email address will not be published. Marked fields are required.